Ventajas de la nube privada

Ventajas de la nube privada

nube privada

Antes de entrar en las ventajas y en cómo puede ayudar una nube privada a las empresas, vamos a explicar a qué se refiere el término nube y, más concretamente, nube privada.

Una nube es un sistema de almacenamiento que nos ofrece guardar datos en un servidor externo, el cual normalmente es propiedad de la empresa a la que contratamos los servicios. Al estar los datos accesibles desde cualquier lugar con acceso a internet y desde cualquier dispositivo, hace que a este tipo de almacenamiento se le denomine almacenamiento en la nube.

Al referirnos a nube privada, lo que estamos identificando es un modelo de cloud computing con un entorno diferente y seguro en el que solo puede operar un cliente específico y, donde los servidores son de su propiedad con lo que se garantiza el acceso único por parte del cliente y proporcionando un mayor control y privacidad al no ser un recurso compartido.

 

KYO - CTA Texto - Cloud

 

Ventajas de una nube privada

Las ventajas, características y beneficios de una nube privada podríamos identificarlos de la siguiente forma:

  • Mayor control. Al ser accesible únicamente por una sola organización y no ser un recurso compartido, hará que esté configurada en base a las necesidades conocidas disponiendo, por lo tanto, de una solución de red a medida.
  • Seguridad y privacidad. Se podrán asegurar que las operaciones se mantengan seguras mediante distintas técnicas que se pueden dar en este tipo de nubes como pudieran ser conjuntos diferentes de recursos con acceso restringido a conexiones realizadas desde detrás del firewall de una empresa.
  • Mayor fiabilidad. Los recursos disponibles se pueden distribuir en tiempo real, en función del flujo de trabajo y con un control total de los mismos. Además, en todo momento, las aplicaciones críticas tendrán garantizado su funcionamiento.
  • Personalización. Toda nube privada se basa en los recursos propios de la empresa con lo que se necesita un grado de control y personalización muy difícil de alcanzar en una nube pública.

 

Todo tipo de nubes, públicas o privadas, implica cierta carga de gestión. En las nubes públicas, gran parte de la responsabilidad de gestión se delegará y recaerá en el proveedor de la nube pero, en las nubes privadas, se necesitará una gran cantidad de recursos para especificar, actualizar, mantener y salvaguardar la estructura física. Esto, indudablemente, va a suponer una gran inversión de capital para llevarlo a cabo.

Muchas empresas deberán de decantarse por el uso de una nube privada a raíz de las restricciones de ley que les prohíben alojar su información en lugares compartidos, con acceso de terceros. En estos casos, no hay posibilidad de decidir. En el resto de casos, sí.

 

¿Nube pública o nube privada?

Si nos centramos en la capacidad de la infraestructura con la que se cuenta, la nube pública es más grande dado que es una plataforma que soporta muchos servidores mientras que en la nube privada depende de la organización, sus políticas y capital que se disponga.

Si nos centramos en la información, tenemos que tener en cuenta que en el momento en el que una empresa accede a la computación en la nube, está confiando sus datos, privacidad e información a una tecnología que aún para muchos genera desconfianza. Por ello, una nube privada, aumentará ese grado de confianza dado que estará controlada directamente por la organización.

Escrito por Luis Vilanova. Interim Information Technology Manager. www.luisvilanova.es

 

KYO - CTA horizontal - Cloud

 

Compartir

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.