Principales utilidades de la impresora térmica por sectores

Principales utilidades de la impresora térmica por sectores

impresora termica

La aparición de la impresora térmica supuso un gran avance tecnológico y, sobre todo, de cuidado para con el medioambiente. Como quiera que el sistema térmico no necesita tinta, la producción de desechables es sensiblemente inferior a otros tipos de impresión donde, generalmente, hay que reciclar los envases donde van alojadas las tintas en sus diferentes formatos (tóner, cartucho o cinta).

Desde el año 2000, aproximadamente, los principales fabricantes de impresoras han registrado el impacto medioambiental de algunos elementos de su gama de producción. Las valoraciones que realizan se centran sobre el ciclo de vida completo y, en ellas, se pone de manifiesto el consumo, en términos de materias primas y energía, ocasionado por un producto durante las fases de producción, uso y desecho, así como las emisiones asociadas.

Gracias a las innovadoras medidas de mejora, los principales fabricantes han mejorado de forma significativa las emisiones de CO2 de sus impresoras. La extraordinariamente larga duración de las impresoras térmicas es otro factor fundamental que tiene un efecto positivo en la valoración de su ciclo de vida. Estos beneficios han situado a las impresoras térmicas en la primera posición del uso en determinados sectores.

 

KYO - CTA Texto - Impresión

 

Sectores donde utilizar una impresora térmica

El negocio de los TPV es uno de los sectores donde más se utilizan este tipo de impresoras. El correcto balanceo entre rapidez y calidad, unido a una durabilidad del documento obtenido, suficiente para el uso al que está destinado, hacen que prácticamente todos los TPV de cualquier comercio dispongan de una impresora térmica, desbancando así a las primeras impresoras de tickets matriciales por impacto.

Otro sector que utiliza el sistema de impresión térmica es el de la Logística, con el empleo de las impresoras térmicas de etiquetas, más conocidas como etiquetadoras. Impresoras de etiquetas compactas y ligeras que cumplen los requisitos de impresión del comercio minorista, puntos de venta móviles, hostelería, atención sanitaria y usos móviles. Su principal ventaja radica en los lenguajes de programación propios, de entre los que se encuentran los más comunes como son el EPL y el ZPL, con todo lo bueno que conlleva la incorporación de comandos propios para la impresión de prácticamente todos los distintos tipos de códigos de barras conocidos. Funcionan con rollos de papel autoadhesivo y son las más eficaces ahorrando tiempos totales de proceso. Además, su robustez y bajo coste de impresión y la rapidez a la hora de diseñar una etiqueta a través de su propio lenguaje de programación, las hace a día de hoy insustituibles.

Los parques de atracciones, los conciertos, cines y teatros, discotecas, museos, zoos… en definitiva, cualquier tipo de espectáculo de entretenimiento, son otros de los sectores donde las impresoras térmicas han ganado ampliamente el espacio a las demás. El escaso mantenimiento y la facilidad de su uso, hacen que su implantación sea una tarea a la que dedicar muy pequeños recursos. Además, las dimensiones de los tickets y la rapidez de impresión no tienen competencia.

 

¿Por qué utilizar una impresora térmica?

La vida de una impresora térmica supera, habitualmente, los 10 años de servicio sin interrupciones y, en la gran mayoría de casos, sin necesidad de intervención o compra de recambios, gracias a los componentes de alta calidad que se utilizan. Se puede escoger entre modelos de sobremesa, de sobremesa con llave de seguridad para integrar verticalmente en el mostrador de caja y modelos para realizar kioscos de emisión de entradas.

 

KYO - CTA horizontal - Impresión

 

Compartir

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.