Tipos de seguridad WIFI más habituales

Tipos de seguridad WIFI más habituales

tipos de seguridad wifi

La conexión a la red con tecnología WiFi (Wireless Fidelity) es la más habitual y líder en todo tipo de aparatos y dispositivos con conexión a internet. Es un tipo de conexión a internet a partir de un punto de acceso inalámbrico que proporciona la conexión. Varios son los tipos de seguridad WIFI que se utilizan.

La conexión mediante tecnología WiFi, pese a ser inalámbrica, no se libra de posibles ataques y riesgos a la seguridad por parte de los usuarios y dispositivos que utilizan esta tecnología; de hecho son foco de numerosos ataques. Entre otras medidas, existen varios tipos de cifrado para un router inalámbrico, siendo uno de los preceptos más importantes para poder conseguir una red inalámbrica segura. Destacan, como principales y más usados, los cifrados: WEP, WPA y WPA2. Estos son los más habituales; también hay otros como el TKIP (usado en el WPA) y AES (algoritmo de WPA2). Desde hace años, los algoritmos de seguridad WiFi han tenido que ir actualizándose para poder ser lo más seguros posibles, dando lugar a esta diversidad de cifrados.

 

KYO - CTA Texto - Cloud

 

Tipos de seguridad WIFI

  • WEP (Wired Equivalent Privacy): Cifrado que apareció en 1999. Era el más utilizado en el mundo y su uso ha disminuido paulatinamente debido a su debilidad. Cuando entró en vigor, se le descubrieron muchos fallos y agujeros, por lo que tuvo que ir evolucionando con el tiempo. Pese a las mejoras, revisiones de los algoritmos y aumento de tamaño de las contraseñas, se ha demostrado, continuamente, que es un cifrado poco fiable y fácil de explotar. Los sistemas que funcionan con WEP deben estar totalmente actualizados y con sistemas de seguridad alternativos.
  • WPA (WiFi Protected Access): Este cifrado fue la respuesta automática al WEP y sus vulnerabilidades cada vez más frecuentes. Empezó a usarse de forma oficial hacia el año 2003. Las claves usadas por WPA son de 256 bits, el doble de los 128 bits usados por WEP. Las principales mejoras y avances respecto al cifrado WEP son: Usar el doble de bits para las claves, comprobación de contenido e integridad de mensajes, para evitar intercepción de tráfico, y el protocolo de clave temporal TKIP. Todo esto evita que un router sea atacado de forma tan sencilla como ocurría con el uso de WEP.
  • WPA2: Una de las principales diferencias entre WPA y WPA2 es el uso del algoritmo AES; este es un tipo de cifrado por bloques, adoptado como estándar de cifrado por los EE.UU., el cual permite claves más largas y más seguras y, además, la implementación del CCMP (Modo de contador cifrado bloqueo de encadenamiento protocolo de código de autenticación de mensajes) que es un protocolo mejorado de encriptación, que sustituye a TKIP.

 

Actualmente, es difícil y costoso poder vulnerar sistemas con cifrado WPA2, por ello los ataques solo se limitan a nivel empresarial y apenas a nivel de usuario (domésticos), debido a la dificultad. Para poder entrar habría que tener acceso a la red protegida y hacer uso de ataques de fuerza bruta. Existe, eso sí, un agujero ya habitual en cifrados WPA, que también se encuentra en WPA2, a través del WPS (WiFi Protected Setup).

Visto lo anterior, cabría decir que para tener una red inalámbrica segura y óptima, deberemos de tener implementado el sistema de encriptación WPA2 con el cifrado AES, desactivando la opción WPS, para evitar posibles ataques. Y si disponemos de aparatos más antiguos no compatibles con el WPA2, aunque nos reduzca la velocidad de conexión, lo recomendable sería usar los cifrados TKIP + AES utilizando el modo mixto.

 

KYO - CTA horizontal - Cloud

 

Compartir

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.