¿Qué se entiende por contabilidad administrativa?

¿Qué se entiende por contabilidad administrativa?

contabilidad administrativa

La contabilidad administrativa es un sistema que ofrece información a la administración, siendo un tipo de contabilidad que se caracteriza porque la información recogida se destina únicamente para el uso interno de la empresa, concretamente para facilitar las funciones del departamento de administración en la planeación y en la toma de decisiones.

La contabilidad administrativa juega un papel muy importante a la hora de gestionar una empresa, pero, hay que conocer la diferencia entre ella y la contabilidad financiera y, es que, a través de este tipo de contabilidad se generarán unos informes que serán necesarios a nivel interno para la toma de decisiones del día a día en la empresa.

Contabilidad administrativa: Características

Para reconocer la contabilidad administrativa de una empresa, recogemos sus principales características.

  • No es obligatoria. Este tipo de contabilidad es opcional ya que sirve únicamente para un análisis interno, a diferencia de la contabilidad financiera, que es obligatoria para todas las empresas.
  • No hay un formato regulado. Esto es debido a que cada empresa realiza la contabilidad administrativa de la forma que más le convenga a la empresa y a sus necesidades.
  • Uso interno. La contabilidad administrativa se realiza únicamente para el uso interno de la empresa.
  • Información externa. Aunque el uso de la contabilidad administrativa sea únicamente interno, la información recopilada es tanto interna como de contabilidad externa para completar toda la información.
  • Información actualizada. Esta información, aunque es exclusivamente para uso interno, debe ser actualizada y reciente, ya que se emplea para tomar decisiones importantes de la empresa.
  • Tipo de información. La información recogida se centra mucho en los diferentes departamentos que forman la compañía, así como inventarios, equipos, activos y pasivos, etc. Aunque no hace falta que sea de toda la empresa en general, sino que se puede realizar de una unidad de negocio concreta o de un departamento.

Contabilidad administrativa: Cómo funciona

La contabilidad administrativa produce información para uso propio de la empresa, es decir, entre otras cosas evalúa, formula y mejora las políticas de funcionamiento para la empresa, así como estudia cada área de la de la misma reconociendo de esta forma las que son eficientes y las que no lo son. Este tipo de contabilidad conoce todos los costes de los diferentes productos y procesos, lo que le ayuda a conseguir ser líder en cuanto a costes dentro del sector en el que se encuentre.

La contabilidad administrativa es el enfoque para mejorar en el futuro ya que la información extraída es el punto de referencia para planificar. Información que no se rige bajo ninguna norma de información financiera, sino que se ajusta a las necesidades de cada empresa. Es por eso que se trata de una información opcional y no obligatoria. Además, otorga más importancia a los datos cualitativos y a los costes, utilizándolos en el análisis de las decisiones como estimaciones para predecir el futuro de la empresa.

Contabilidad administrativa: Objetivos

Los objetivos principales de la contabilidad administrativa son los siguientes:

  • Proporcionar a la gerencia de la empresa información básica sobre los puntos fundamentales que se necesitan para desarrollar el negocio. Estos se centran básicamente en el coste de los servicios, de los productos, de los equipos, etc.
  • Realizar informes de relevancia para que los directivos de la empresa puedan tomar decisiones lo más objetivas, eficaces y acertadas posibles.
  • La contabilidad administrativa ayuda a evaluar el desempeño de cada uno de los departamentos que componen la empresa. En ella se detectan los puntos más débiles que sirven para encontrar formas de ir mejorando poco a poco en cada aspecto en concreto para un mejor desarrollo de la actividad de la empresa.
  • Además, genera una motivación sobre los administradores y del equipo que compone la empresa en general para poder llegar a lograr los objetivos de la entidad y, de esta forma, hacerlos más partícipes.

En definitiva, es evidente que las decisiones empresariales de calidad dependen directamente de la información administrativa y económica de la que se dispone. Por ello, para que una empresa tenga un desarrollo óptimo y consiga el éxito de las metas planteadas, se debe contar con un buen sistema de información, es decir, con una buena contabilidad administrativa. Para conseguirlo, lo ideal es contar con sistemas que ayuden a recopilar toda la información de todas las partes de la empresa y que, además, ayuden a que la información sea transversal pudiendo ser consultada en tiempo real por todos los miembros que tengan acceso a ella.  

 

KYO - CTA horizontal post - Digitalizar facturas

Compartir