Por qué es importante que tus empleados alcancen la satisfacción laboral

Por qué es importante que tus empleados alcancen la satisfacción laboral

satisfaccion laboral

Hoy en día, debido a una serie de circunstancias económicas y sociales, la satisfacción laboral es tomada como una especie de privilegio al que aspiran menos demandantes de empleo y empleados de los que deberían. Sin embargo, sigue siendo un aspecto con la suficiente importancia como para que cualquier empresa le preste atención.

En 2008, España empezó a sufrir los efectos de una crisis económica internacional que duraron, según la Administración General del Estado, hasta 2014. Sin embargo, cuatro años más tarde, es una evidencia objetiva que el país no ha recuperado los valores económicos y de empleo de los que gozaba antes de 2008. Esto ha provocado que muchas personas sigan viendo el empleo como un lujo del que no todo el mundo puede disponer, lo que les lleva a aceptar un puesto de trabajo que reúna unas condiciones mínimas nada más tengan la oportunidad y sin preocuparles nada más que la remuneración económica. La satisfacción laboral ha quedado relegada a un segundo plano.

Aunque algunos piensen lo contrario, esta situación tampoco es buena para las empresas. Una empresa cuyos empleados trabajan únicamente por el sueldo y que no aspiran a la satisfacción laboral es una empresa que se encuentra continuamente en la cuerda floja. Tan pronto como uno de estos empleados reciban una mejor oferta económica por parte de otra empresa, la aceptarán, lo que supone una serie de perjuicios para la empresa para la que trabajaban:

  • La empresa a la que el trabajador abandona debe invertir recursos (principalmente tiempo, dinero y personal) en realizar un proceso de selección completo.
  • Esta empresa también deberá invertir recursos en formar al nuevo empleado y contar con que, durante las primeras semanas, no realizará su trabajo a la misma velocidad que su predecesor.
  • Por si no fuera poco, seguirá estando en la cuerda floja si el nuevo empleado al que contrata para sustituir al anterior solo acepta el puesto de trabajo por las condiciones económicas.

¿Cómo puede una empresa evitar esto? A través de la satisfacción laboral. Proporcionar a los empleados la satisfacción laboral es darles un motivo adicional, además del económico, para que no la abandonen tan pronto como les surja un puesto de trabajo mejor remunerado en otra empresa.

Ahora bien, ¿qué es realmente la satisfacción laboral? Podemos entenderla como un conjunto de circunstancias por las que los empleados obtienen de la empresa:

  1. Retribución económica. Por supuesto, el componente económico debe estar presente para que una persona alcance la satisfacción laboral, ya que todos los empleados trabajan para obtener un sueldo. Este sueldo debe ser suficiente para que cada persona pueda disfrutar de una buena calidad de vida, por lo que alcanzar el salario mínimo interprofesional no suele ser suficiente. Es buena idea estudiar a otras empresas que ofrecen los mismos puestos de trabajo y saber cuánto pagan a sus empleados, para que los salarios en la nuestra no estén muy distanciados de los de aquellas.
  2. Realización profesional. Además de una retribución económica suficiente, es importante que un empleado sienta que, realizando el trabajo que realiza para la empresa, se está desarrollando profesionalmente. Si una persona desea ascender como profesional de los recursos humanos, no tiene sentido que le ofrezcamos un puesto de trabajo en el departamento de informática, por muy buenas que sean las condiciones de dicho puesto. En este sentido, es imprescindible conocer a cada persona antes de contratarla y asegurarnos de saber cuáles son sus objetivos profesionales a corto, medio y largo plazo.
  3. Buen ambiente laboral. Un puesto de trabajo bien remunerado y que contribuye a la realización profesional del empleado, pero que está rodeado de un ambiente nocivo, también corre el riesgo de ser abandonado por otro que goce de un mejor ambiente laboral. Por este motivo, la empresa debe vigilar de cerca las relaciones que se establecen entre los empleados que trabajan en el mismo espacio físico, en el mismo departamento e incluso en departamentos distintos. La conciliación y las buenas relaciones entre trabajadores son muchas veces el detonante que inclina a un empleado a abandonar la empresa o a quedarse en ella.

Por lo tanto, si conseguimos ofrecer una buena retribución económica, contribuir la realización profesional de cada empleado y asegurar un buen ambiente laboral, podremos decir que nuestros empleados tienen todo lo necesario para alcanzar la satisfacción laboral y la felicidad en el trabajo.

 

CTA - Ebook onboarding de empleados- POST

Compartir