Plan de motivación laboral: guía para elaborarlo

Plan de motivación laboral: guía para elaborarlo

plan de motivacion laboral

Un plan de motivación laboral es un documento que permite a las empresas no solo conocer el nivel de motivación con el que cuentan sus trabajadores, sino que también ofrece las formas adecuadas de actuación para cada caso.

Este post será una guía de elaboración para un plan de motivación laboral. A continuación podrás encontrar los puntos más importantes que este debe incluir y lo que debe tratar cada uno de ellos.

Plan de motivación laboral: una estructura de ejemplo

Comenzaremos viendo un índice modelo que muestre los puntos clave de un plan de motivación laboral:

  1. Introducción. Una breve presentación del porqué del plan.
  2. Objetivos. Qué se espera alcanzar con el plan de motivación laboral.
  3. Destinatarios. A quién va dirigido el documento.
  4. Bases de la motivación. Breve explicación de en qué consiste la motivación para garantizar que el lector comprende los términos que vamos a utilizar a lo largo del documento.
  5. Medición. Formas de medir el nivel de motivación actual de los empleados.
  6. Interpretación de los resultados. Una vez hechas las mediciones, cómo extrapolarlas a conclusiones generales.
  7. Plan de motivación. Tras haber formulado las conclusiones, cómo actuar con el objetivo de aumentar la motivación de los trabajadores.

Repetimos: se trata de una estructura modelo que reúne los puntos que consideramos vitales para un plan de motivación laboral, pero cada empresa puede adaptar el suyo como crea más adecuado.

Plan de motivación laboral: vista en detalle

Ahora que ya hemos establecido una estructura modelo, desarrollemos con mayor detalle lo que hemos incluido en ella.

Comencemos viendo la diferencia entre la introducción y los objetivos, que muchas veces se suelen confundir:

  1. Una introducción explica el porqué, es decir, los motivos por los que es necesario aquello que introduce. En este caso, el plan de motivación laboral.
  2. Los objetivos indican el para qué, es decir, lo que se pretende alcanzar.

Comprender la diferencia entre el porqué y el para qué es de vital importancia para llevar a cabo un plan de motivación laboral exitoso.

Además, centrándonos ahora en los objetivos, debemos formularlos de manera que no den lugar a error y que permitan que todos comprendamos lo que se espera alcanzar con el plan. Para ello, es recomendable seguir el modelo SMART, que nos ayuda a definir objetivos:

  1. Specific (específicos)
  2. Measurable (medibles)
  3. Attainable (alcanzables)
  4. Realistic (realistas)
  5. Time phased (delimitados en el tiempo)

En cuanto a los destinatarios del plan de motivación laboral, tenemos que tener en cuenta quiénes van a ser. ¿Serán los propios trabajadores? ¿O algún mando intermedio de la propia empresa que ponga en marcha todas las medidas diseñadas? ¿Quizá alguna consultoría externa? También puede que haya sido una consultoría externa quien haya elaborado el plan de motivación laboral y nosotros queramos asegurarnos que ha definido a los destinatarios del mismo. En cualquiera de los casos, definir claramente a quién va dirigido el documento nos ayudará en su puesta en marcha.

Un apartado informativo sobre las bases de la motivación es recomendable para explicar qué es exactamente la motivación y cómo funciona en el entorno laboral. Es importante que toda persona que lea el manual utilice los términos de la misma forma, y este apartado es excelente para conseguirlo.

Algunas de las cuestiones que se pueden incluir en este apartado pueden ser:

  1. Funcionamiento neurobiológico de la motivación.
  2. Qué motiva a las personas según la pirámide de Maslow.
  3. Diferencia entre motivaciones positivas y negativas.
  4. Diferencia entre motivaciones internas y externas.

Y para terminar, en el plan de motivación laboral nos encontramos con un proceso de acción dividido en tres partes:

  1. Medición. Su objetivo es establecer el modo de recabar información sobre el nivel de motivación del que disponen ahora mismo los trabajadores.
  2. Interpretación de los resultados. Es recomendable que esta fase se lleve a cabo por parte de expertos en motivación o de psicólogos profesionales.
  3. Plan de motivación. En función de los resultados y de su interpretación, se definirán las medidas que se van a poner en marcha para motivar a los empleados: formaciones, recompensas, sistemas de gamificación…

Ahora que ya lo conoces, ¿elaborarás un plan de motivación laboral en tu empresa?

 

CTA - Ebook onboarding de empleados- POST

Compartir