Algunos mitos falsos de la computación en la nube

Algunos mitos falsos de la computación en la nube

computación en la nube

La nube es reconocida por su facilidad para aumentar la velocidad de introducción de productos o servicios en el mercado, así como por su capacidad para impulsar la agilidad de las empresas. Esto es así porque la nube es capaz de facilitar la rápida experimentación e innovación permitiendo a las compañías probar rápidamente e incluso adoptar nuevas soluciones sin costos iniciales significativos.

Cambiando la forma en que la gente interactúa con la tecnología, la nube habilita nuevas formas de participación de los consumidores, expande la colaboración a través de la cadena de valor y brinda innovación a las compañías.

Gartner hizo una lista con las inversiones en tecnología más exitosas para los próximos cinco años e incluyó el de la computación en la nube como una de las tecnologías Top  a tener en cuenta.

 

KYO - CTA Texto - Cloud

 

Tipos de computación en la nube

  • Nube pública: en la nube pública, la infraestructura de computación está hospedada en la nube del proveedor en sus propias instalaciones. El cliente no tiene visibilidad ni control sobre dónde se encuentra esa infraestructura. Su estructura está compartida con otras organizaciones.
  • Nube privada: la infraestructura de computación está dedicada a una organización en particular y no se comparte con ninguna otra. Las nubes privadas son más caras y más seguras comparadas con las nubes públicas. La nube privada puede ser considerada como la red de tu compañía.
  • Nube híbrida: algunas organizaciones prefieren colocar aplicaciones críticas en nubes privadas y aplicaciones con relativamente menos problemas de seguridad en la nube pública. Al uso de ambas a la vez, públicas y privadas, se le llama nube híbrida.

 

Con todo esto en mente y la realidad de la computación en la nube impactando en los negocios en todos los aspectos y en todos los niveles, surgen mitos alrededor de la computación en la nube que muchas veces no  son ciertos. Veamos 10 de ellos.

1. Es solo para compañías de tecnología

Nada más lejos de la realidad en cuanto a este mito. Cualquier compañía en cualquier mercado horizontal o vertical puede utilizar es la nube sin ningún requisito en cuanto a tamaño.

2. La seguridad es el mayor riesgo

Las medidas de seguridad utilizadas por los proveedores de computación en la nube son, en la mayoría de los casos, mejores que cualquiera de las que existen en las instalaciones de los clientes que las utiliza. Los proveedores de computación en la nube tienen recursos y habilidades para mantenerlas actualizadas.

3. Todo funciona mejor en la nube

Eso podría ser cierto excepto para las aplicaciones antiguas que están diseñadas para funcionar en servidores dedicados. Frecuentemente estas aplicaciones no pueden funcionar en la nube.

4. Siempre es más barato trabajar en la nube

No siempre es más barato que trabajar en la nube, pero frecuentemente el coste es más eficiente. La nube trabaja mejor con cargas de trabajo de demanda variable, cuando algunas veces tienes alta demanda y otras baja demanda.

5. La nube es perjudicial para el medio ambiente

No hay duda que los centros de datos consumen enormes cantidades de energía, pero cuando las empresas se trasladan de las instalaciones a centros consolidados de computación en la nube, ahorran energía en sus propias instalaciones y reducen la contaminación.

6. La nube elimina puestos de trabajo

En lugar de eliminar puesto de trabajo, lo que ocurre es justo lo contrario. Se crean nuevos puestos de trabajo. De hecho, las predicciones de la industria sugieren que  la computación en nube está creando más de 13 millones de puestos de trabajo en todo el mundo. Se necesita una gran cantidad de expertos en la nube con habilidades y conocimientos para mantener y fortalecer el crecimiento y desarrollo.

7. Migrar a la nube cuesta más del beneficio que produce

Si trabajas con un proveedor de confianza y con experiencia se trata de un proceso que no supone ningún problema. Todo se puede hacer rápidamente con un tiempo de inactividad mínimo.

8. La nube no es para aplicaciones de misión crítica

La computación en la nube puede ser utilizada para todos los aspectos del negocio, incluyendo las aplicaciones de misión crítica, por muchas razones, incluyendo la seguridad de que vas a tener menos caídas del sistema y que va a haber backups automáticos.

9. La nube es virtualización

Virtualización es un software que manipula el hardware, mientras que la computación en la nube se refiere a servicios que resultan de esa manipulación.

10. Voy a estar atrapado por un proveedor sin poder cambiar

Esto es cierto solo en la misma medida que cuando tienes aplicaciones en tus propias estaciones con software tradicional. No hay nada que impida a las empresas que hagan sus propias aplicaciones y trabajar con más de un proveedor en la nube.

 

KYO - CTA horizontal - Cloud

Compartir

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.