Hacia un mundo sin papel: el albarán electrónico

Hacia un mundo sin papel: el albarán electrónico

albaran

El albarán electrónico amenaza con desbancar a su homólogo en papel en un sector tan importante como es el transporte de mercancías por carretera. El paso se explica por las evidentes ventajas que comporta el albarán electrónico:

  • Un aumento de la eficacia.
  • Reducir los requisitos necesarios para su archivado y, por lo tanto, una facturación más rápida.
  • Reducción de las discrepancias entre envíos y recepciones.
  • Y, por supuesto, el que nunca falta, un menor impacto ambiental con la reducción del gasto de papel.

Pero ¿qué es un albarán electrónico?

El albarán electrónico presenta idéntico contenido que el emitido en papel. Así, únicamente se distingue por el formato. Todos sabemos que el cometido del albarán es acreditar la existencia de una transacción en el que queda constancia del momento y la forma en que se ha efectuado.

Su implantación, además, parece inevitable. En concreto, la mayoría de los Estados europeos han aprobado un convenio que aconseja el uso del albarán e-CMR por parte de las empresas y conductores.

En este albarán electrónico encontramos toda la información precisa:

  • La mercancía enviada.
  • La empresa que la transporta.
  • Quién recibe la mercancía.

Por lo tanto, el albarán en papel parece afrontar sus últimas horas, pues desde los organismos oficiales existe el firme propósito de avanzar hacia el formato electrónico. En concreto, abandonamos el CMR al e-CMR.

Dentro de los albaranes, podemos hablar de dos:

  • El albarán de servicio (también llamado orden de trabajo) que es el documento que entrega la empresa a su cliente con la descripción de la tarea que se ha realizado.
  • El albarán de entrega que es el documento que acredita la entrega de la mercancía y que acredita que se ha recibido correctamente.

¿La firma electrónica y la firma biométrica son lo mismo?

Pero para que todo esto sea posible y fluya sin discrepancias es preciso una tecnología como la firma biométrica. Sin embargo, no debemos confundir la firma electrónica con la biométrica pues emplean tecnologías muy diferentes. Además, la biométrica se considera mucho más segura que la electrónica.

Vamos a ver exactamente en qué consiste la firma biométrica.

  • Es capaz de detectar la velocidad y aceleración a la hora de escribir. También la presión ejercida por el firmante, así como las inflexiones.
  • Evita la suplantación de identidad gracias a las características citadas con anterioridad.

Por su parte, la firma electrónica precisa de un certificado digital certificado digital o certificado electrónico. Este último es un archivo informático que ha sido generado y firmado electrónicamente por un prestador de servicios de certificación debidamente reconocido y sirve para relacionar a una persona o entidad con este documento.

¿Cómo funciona exactamente?

La firma biométrica del albarán permite asegurar que tras la firma del cliente, el albarán no ha sufrido variación alguna. Y en el caso de que sí haya sufrido cambios, que se permita identificar cuáles han sido estos cambios. También se garantiza que esa firma no pueda ser reutilizada en documentos posteriores.

En definitiva, su implantación permite gestionar y firmar albaranes a través de dispositivos móviles. como los smartphone, e incluso es posible entregar un albarán en papel al cliente final (si así lo desea).

 

KYO - CTA horizontal post - Digitalizar facturas

Compartir