El ERP como gestor de empresas

El ERP como gestor de empresas

gestor de empresas

La gestión empresarial moderna debe concebirse con herramientas ágiles que acompañen el negocio en su rentabilidad, productividad, capacidad de innovación y relación con clientes/proveedores, mejora de la transversalidad del trabajo en equipo etc… Actualmente, los sistemas ERP están orientados a ser un gestor de empresas con facilidad de uso, herramientas de análisis, integración con terceros, siempre enfocando su funcionalidad desde el punto de vista de la gestión de cada área de la empresa.

 

CTA - Gestión del departamento IT - Texto

 

El ERP como gestor de empresas

En muchas ocasiones, los ERP pueden incluso ser implantados con mínimos conocimientos informáticos, siendo más importante tener el conocimiento de cómo funciona el negocio que estamos informatizando, sus procesos, particularidades, integraciones con terceros, etc… Con ello, se está permitiendo que un gran número de empresas puedan gestionar su negocio con un ERP, sea cual sea su tamaño, permitiendo a usuarios casi sin conocimientos informáticos utilizar todas las ventajas que este les aporta como gestor de empresas.

Estos ERP, bajo un mismo software, con un mismo aspecto y/o manejabilidad o usabilidad, permiten que la empresa adquiera, para su gestión, los módulos necesarios, dejando aquellos que no están orientados a su situación estratégica. Por ejemplo, una empresa puede no requerir en este momento un sistema de logística avanzada con gestión de lotes, porque su estrategia no lo obliga y, por tanto, para la gestión de esta empresa es suficiente un modelo básico de centro logístico basado en pedidos y ubicaciones. Otros no tienen módulos, si no se adquiere una licencia con capacidad común para gestionar una u otra empresa, siendo el usuario el que decide utilizar un módulo u otro, estando en este caso preparada la gestión de la empresa para dar un paso más en su estrategia, complejidad de sus procesos, etc…

La gestión empresarial que permite un ERP hace que el usuario y la empresa, en muchas ocasiones, puedan aprovecharse de las ventajas del dato único pues, en general, utilizan una misma base de datos, incluso aunque se conecte con terceros sistemas como plataformas ecommerce, CRM externo, etc…

Los ERP permiten acompañar a la empresa en su crecimiento utilizando ciclos de ventas y de pedidos sobre una misma plataforma, guardando históricos de operaciones y, de forma general, permitiendo la seguridad de las transacciones, es decir, no eliminando información sino marcando internamente como información dada de baja. Por ejemplo, un cliente puede no estar en activo y el ERP no lo borrara de forma general sino que lo marcará como dado de baja, permitiendo que la información quede consistente para el uso posterior en informes y cuadros de mando.

De forma general, los ERP permiten utilizar todo tipo de tecnologías actuales que permiten, por ejemplo, reducir o eliminar el uso del papel mediante el uso de pdf enviados o recibidos como, por ejemplo, albaranes o facturas vía email. En otros sectores, por ejemplo el farmacéutico, los sistemas EDI o XML permiten interconectar las farmacias con mayoristas y/o con laboratorios aligerando los procesos de manera importante.

Está claro que la gestión de una empresa con un ERP está llena de ventajas, siendo una opción determinante en la actualidad para la digitalización empresarial y entendiendo el ERP como un gestor de empresas.

 

CTA - Gestión del departamento IT - horizontal

 

Compartir

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.