Procesamiento de datos en grandes servidores

Procesamiento de datos en grandes servidores

procesamiento de datos

El concepto de procesamiento de datos se entiende como la técnica consistente en la recolección de los datos de entrada, que son valorados y organizados, para conseguir información útil y, además, luego son analizados por el usuario que lo requiera, para poder tomar decisiones o llevar a cabo acciones convenientes en base a dichos datos.

El procesamiento de datos no es algo actual sino que, prácticamente, desde los inicios del ser humano ya se efectuaban cálculos con los dedos con el objetivo de almacenar información en la memoria. Esto ha ido avanzando durante el paso de los siglos, hasta la actualidad que, con la entrada tan fuerte de internet, redes sociales y dependencia de la red para muchos ámbitos del desarrollo de la vida moderna (sociales, económicos, empresariales…), la recolección y almacenaje de datos, así como su estudio y aplicación, se han constituido como un sector muy fuerte, conocido como fenómeno “Big Data”.

 

KYO - CTA Texto - DM

 

El procesamiento de datos a gran escala se lleva a cabo en grandes salas, incluso edificios, dónde las organizaciones o instituciones disponen de servidores, computadoras e infraestructura para la recolección, almacenaje, análisis y aplicación de los datos. En concreto, disponen de grandes servidores que son ordenadores más potentes que un PC normal de sobremesa y encargados, mediante una interconexión en red, de servir información a otros ordenadores. Este proceso se realiza constantemente, las 24h al día y los 365 días al año, por lo que existen unas medidas de seguridad y cuidado importantes además de servidores espejo o de respaldo para evitar grandes pérdidas de información y costes de reparación, en caso de avería. Servidores a los cuáles, de forma periódica, se les vuelca la información para disponer de ella.

La concentración de máquinas funcionando dentro de una misma sala genera muchísimo calor, por lo que debe controlarse para no provocar averías o fallos en los equipos. Por ello, estas salas que alojan distintos servidores trabajando, se les llaman “salas frías”. Salas equipadas con muchos aparatos de aire acondicionado, bombas de calor y termostato, con control continuo y automático de la temperatura y acceso restringido por seguridad. La temperatura debe oscilar entre los 27 grados de máxima y 18 de mínima, siendo 22 grados la temperatura idónea. Siempre respetando la normativa vigente sobre medioambiente.

Además, en estos centros de procesamiento, deben existir una serie de componentes físicos y características que aseguren las infraestructuras y la seguridad de los datos, como por ejemplo:

  • Control del polvo que rodea servidores y computadoras.
  • Alarma sofisticada de incendios.
  • Cableado por tubería tanto por arriba como por abajo del suelo.
  • Guardias de seguridad 24h vigilando.
  • Sistema de alimentación de energía de emergencia y unidad de copia de seguridad.
  • Control del aire del ambiente.

 

Estas, son algunas de las medidas de las que disponen estos centros donde los datos son gestionados por grandes servidores.

La gestión de los datos, desde su recolección hasta su uso final, ha sido siempre muy importante pero, desde unos años atrás hasta hoy, con la globalización y la extensión y crecimiento del uso de internet, los datos se han convertido en activos muy importantes y su gestión requiere de grandes inversiones en infraestructura por parte de las organizaciones y empresas que los poseen.

 

KYO - CTA horizontal - DM

 

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.