Planificación de proyectos internacionales: puntos clave

Planificación de proyectos internacionales: puntos clave

planificacion de proyectos

Como bien sabes, la planificación de proyectos internacionales es fundamental para mantener a nuestra empresa en el nivel al que pertenece por derecho propio, pero cada día es más complicado combinar la originalidad con la norma, la improvisación con la hoja de ruta, la consecución rápida de los objetivos con el respeto con los hitos y las fases que previamente hemos diseñado. Lo más acertado es, entonces, automatizar nuestra planificación de proyectos internacionales apoyándonos siempre en una serie de puntos clave prácticamente inamovibles. ¿Cuáles son esos puntos? Lo vemos con detalle en el artículo de hoy.

 

Punto 1 en la planificación de proyectos: el análisis

El exceso de trabajo y de presiones provoca que algunos directivos olviden que el puntal básico de cualquier proyecto internacional o nacional es crear una sólida base que sirva de punto de apoyo para crecer firme y constantemente.

Una sencilla idea nemotécnica: un árbol no crecerá bien si no planta firmemente sus raíces en el suelo y un proyecto no crecerá según lo previsto si no elaboramos un análisis serio, profundo y sosegado que nos sirva como punto de partida.

 

Punto 2 en la planificación de proyectos: los hitos

El segundo punto clave de nuestra planificación de proyectos internacionales consiste en dividir el camino del proyecto en hitos temporales, en fases calendarizadas en el tiempo que permita a cada equipo asignado al proyecto trabajar a su propio ritmo, pero respetando esos plazos de ejecución de los que depende el resto de miembros del proyecto que estamos planificando.

La división del proyecto en hitos es importante en cualquier proyecto, pero es fundamental en un proyecto internacional en la que intervienen actores que viven en diferentes husos horarios o que involucran tareas sujetas a las fluctuaciones económicas, políticas y sociales de países diferentes al nuestro.

 

Punto 3 en la planificación de proyectos: los recursos

El tercer punto clave de nuestra planificación de proyectos internacionales consiste en listar aquellos recursos técnicos, humanos y económicos que necesitaremos en cada fase que hemos descrito en el paso anterior.

Un consejo importante para la planificación de proyectos internacionales: en este caso es mejor quedarnos largos que cortos sobre todo si vamos a trabajar con empresas y proveedores de países en los que tenemos una influencia limitada o en aquellos entornos con una problemática social y económica complicada.

 

Punto 4 en la planificación de proyectos: la ejecución

Una vez hayamos analizado el proyecto en su conjunto, asignado hitos y localizado los recursos necesarios para llevarlo a cabo llega el momento de ejecutar la planificación de proyectos. Lógicamente, este punto es uno de los más largos de cualquier proyecto internacional, pero no debería darnos más problemas de los lógicos si:

  • Hemos realizado bien los puntos anteriores de la planificación.
  • El CEO del proyecto dispone de datos automatizados y actualizados en tiempo real sobre cada fase de la ejecución del proyecto, información real y objetiva que le permita tomar decisiones acertadas y rápidas sobre la marcha.

 

Punto 5 en la planificación de proyectos: el cierre y la revisión final

Cuando llega el cierre formal de un proyecto internacional, los miembros del equipo humano que lo ha llevado a cabo suelen relajarse y minimizar la importancia de la última fase de cualquier planificación de proyectos internacionales: la revisión final de todas y cada una de las fases del proyecto para anotar e incorporar en nuestras bases de datos todos los datos que nos puedan servir de ayuda en el futuro, toda la información que nos permita automatizar y optimizar nuestros procesos al máximo.

 

Estos serían, en principio, los cinco puntos clave de una planificación de proyectos internacionales bien diseñada y ejecutada. ¿Estás de acuerdo? ¿Quieres matizar alguno de los puntos?

 

KYO - CTA Horizontal - Procesos (año 2)