Los costos variables: ejemplos en el departamento IT

Los costos variables: ejemplos en el departamento IT

costos variables

En el siglo pasado la tecnología Industrial permitió la creación de líneas de montaje, aportando beneficios de economías de escala a muchas empresas. Pero la tecnología para pymes de este siglo es la tecnología de la información, la cual permite crear empresas ágiles que ofrecen respuestas rápidas incluso en condiciones cambiantes de mercado. Y este tipo de empresas necesitan obligatoriamente un modelo de costos variables, ejemplos de los cuales vamos a ver a lo largo de este artículo.

En estas empresas, los departamentos de IT luchan constantemente por mantener ese ritmo en el que todo se mueve muy rápido, y para ello necesitan cambiar de una estructura de costos fijos a otra de costos variables. Ejemplos de costos fijos que estas empresas deben transformar en variables son la compra de hardware y software, los cuales se deprecian a lo largo del tiempo, no permitiendo a las organizaciones cambiar fácilmente esas inversiones en IT o recortar esos costos rápidamente.

Costos variables: ejemplos con computación en la nube

Los modelos de costos variables reducen los riesgos de los negocios al eliminar la necesidad de hacer grandes inversiones de capital para introducirse en nuevos mercados y desarrollar nuevos productos, y esto permite a las compañías proteger su cash flow operativo, ya que los gastos operativos pasan a depender del volumen de negocio. Los gastos aumentan cuando el volumen de negocio aumenta y disminuyen cuando éste disminuye.

De la misma forma un modelo de costos variables permite salir más rápidamente de un mercado que no es rentable ya que no necesitas amortizar las grandes inversiones de capital y los costos difícilmente recuperables que suelen ir relacionados con ellos.

Las plataformas de computación en la nube son construidas y equipadas por compañías que ofrecen a sus clientes precios basados en economías de escala. Los proveedores de computación en la nube ofrecen servicios a precios más bajos de los que las empresas pueden conseguir por sí mismas y lo hacen además, basándose en el uso que se hace de los sistemas. Solo pagas por lo que utilizas por lo que cambias tus costos fijos en hardware y software, por costos variables.

Estas plataformas permiten a las compañías tomar rápida ventaja utilizando los servicios de tecnología de la información asociada a funciones no estratégicas como pueden ser los centros de datos, el hardware y el uso de aplicaciones estándar como ERP y CRM.

Costos variables, ejemplos variables

El outsourcing de IT es la forma más conocida de pasar de costos fijos a costos variables pero existen algunas otras formas que pueden utilizar las organizaciones. Un par de ejemplos más son el Joint Venture y Data Centers compartidos.

Relacionado con el personal la reducción del número de empleados de IT asalariados cambiando este modelo por otro de mano de obra externa contratada cambia de nuevo los costos fijos por costos variables. Por otro lado, el cambio del modelo de compensación basado en el rendimiento también puede ayudar a reducir los costos fijos.

Sin embargo, es posible que no todas las empresas tengan en un modelo de costos variables ejemplos de modelos menos costosos que los de costos fijos. Es importante entender que el modelo de costos de IT es como una palanca que la empresa puede utilizar para balancear su necesidad de crecimiento mientras se manejan costes y riesgos. Los líderes de IT deben reconocer y balancear las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de las estructuras de costos variables.

Tres signos para detectar que debes incrementar tu partida de costos variables

Existen tres signos que te van a decir si necesitas tener más costos variables de los que tienes actualmente:

  1. Tu industria está bajo un rápido o dramático cambio. Si tu empresa se dedica a servicios financieros u otros sectores que se encuentran en plena transformación, la flexibilidad es crucial y por lo tanto tus costos variables deben aumentar disminuyendo los costos fijos
  2. Los costos fijos aumentan fuertemente cada año. Cuanto más complejo sean tus sistemas, más grandes son tus costos fijos y más complicado es reaccionar a los cambios que se produzcan en el negocio. Es hora de ir abandonando los viejos sistemas y probar con más costos variables.
  3. Estás quedándote atrás en innovación respecto a tu competencia. Incluso en sectores con mucha estabilidad y altos costos fijos, como el de utilities o educación, necesitas estar actualizado en cuanto a las nuevas tecnologías ya que pueden ayudar a todo nización hacer más competitivo en el largo plazo.

Conclusión

La era de la información en la que nos encontramos inmersos ha provocado una explosión de datos en la mayoría de las empresas. Gestionar bien todo ese volumen de información puede hacer a las empresas mejorar el customer experience de sus clientes, volviéndose mucho más ágiles a la hora de proporcionar respuestas adecuadas a sus problemas. Pero para ello necesitan ser capaces de reducir sus costes pasando de costos fijos a costos variables. Ejemplos hemos visto varios en este artículo: aprovechar la nube, outsourcing de servicios de IT en tus propias instalaciones, el cambio en la gestión del personal y sus remuneraciones,… Pero debes estar atento para asegurarte que se trata de un modelo de costos que en tu empresa reporta beneficios, además de vigilar los signos que te pueden indicar que debes hacer el cambio. Si quieres saber más sobre la gestión de datos, te aconsejamos la guía gratuita sobre centralización de datos: 7 beneficios de transformar tu negocio.

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.