Las diferencias fundamentales entre un ERP en la nube y uno inhouse

Las diferencias fundamentales entre un ERP en la nube y uno inhouse

erp en la nube

El ERP en la nube (cloud ERP en Inglés) es un software de planificación de recursos empresariales (Enterprise Resource Planning) que aprovecha plataformas y servicios de cloud computing para proporcionarle a un negocio todas las ventajas de un ERP local o in house junto con los beneficios añadidos debido a su condición de alojamiento en la nube.

Con un ERP en la nube no pierdes ninguna de las funcionalidades que ofrecen los ERPs que se instalan en servidores locales. Son capaces de gestionar la mayoría de las actividades del negocio, tales como compras, ventas, gestión de inventario e, incluso, disponen de módulos de finanzas y de recursos humanos. Sin embargo, su disposición en la nube supone algunas diferencias con respecto a su versión local.

 

¿Cómo se trabaja con un ERP en la nube?

El cloud computing o computación basada en la nube (también llamada computación a demanda, Software como servicio o SaaS) utiliza Internet para proporcionar recursos informáticos compartidos:

  • Potencia de procesamiento.
  • Memoria.
  • Almacenamiento en disco.

De esta forma, es posible ejecutar multitud de aplicaciones sin necesidad de tener que aumentar la capacidad de nuestra informática local. Los recursos pueden ser agregados según sea necesario utilizarlos por las distintas aplicaciones que tengamos que ejecutar en la nube.

Cuando hablamos de computación en la nube nos referimos tanto al acceso a una simple aplicación de intercambio de fotos, el uso de un ERP en la nube o incluso el alojamiento de toda la infraestructura informática de una corporación global.

El acceso a un ERP en la nube se hace a través de una conexión a Internet, lo cual permite llegar desde la empresa hasta los servidores que están alojados de forma remota en el centro de datos de un proveedor.

Generalmente, un ERP en la nube tiene unos costes iniciales más bajos que uno local, ya que los recursos informáticos se arriendan por meses a los centros de datos, en lugar de comprarlos y mantenerlos en las instalaciones.

La nube es particularmente valiosa para las pequeñas y medianas empresas (PYMES) porque proporciona acceso a aplicaciones con mucha funcionalidad a un precio razonable, sin necesidad de hacer un gran gasto inicial, ni de hardware ni de software. Además, cuando el negocio crece o la empresa se une a otra a través de una compra o fusión, el ERP en la nube se puede escalar rápidamente.

 

Beneficios de un ERP en la nube

Aunque técnicamente la única diferencia entre el ERP en la nube y el ERP local es el lugar donde se mantiene el software, existen otras diferencias y beneficios significativos.

 

Ahorro de costes conseguidos con un ERP en la nube:

  • Se evitan los costes iniciales de toda la infraestructura informática, como hardware y servidores de datos.
  • Reduce la necesidad de tener un servicio de soporte de TI propio porque el soporte de TI es proporcionado por el centro de datos.
  • Desaparece el pago por adelantado de licencias de software a favor de una cuota mensual.
  • Se reduce el coste de mantenimiento y soporte del ERP en la nube, ya que el proveedor gestiona las actualizaciones y cambios de versión.

 

Otros beneficios de un ERP en la nube son estos:

  • Se paga solo por los recursos informáticos necesarios.
  • Solo se paga una tarifa mensual fija por lo que las empresas puedan usar su dinero para otras iniciativas empresariales.
  • Es posible aprovecharse de las ventajas de un ERP mucho más rápidamente, ya que no se requiere la instalación de hardware o software en servidores o dispositivos de usuario.
  • Las necesidades de computación o de almacenamiento de una empresa fluctúan con el tiempo. Con servicios en la nube es posible ajustar esa necesidad fácilmente y de forma casi inmediata.
  • Con un ERP en la nube se tiene la confianza de que los datos son respaldados y de que existe un plan de recuperación de desastres.
  • Se evitan ataques al servidor de la empresa ya que los datos no se almacenan localmente, sino en la nube.
  • Es posible acceder al ERP en la nube desde cualquier lugar por lo que la empresa se puede expandir geográficamente con facilidad. Internet está en todas partes y no hay necesidad de implementar hardware o software en las nuevas ubicaciones remotas.

 

Un ERP en la nube ofrece funcionalidades similares o incluso superiores que un ERP local. Asimismo, ofrece múltiples beneficios relacionados con la agilidad, flexibilidad, inmediatez y ahorro de costes. Si quieres contar con un ERP, valora cuál es la mejor opción para tu empresa: ¿un ERP en la nube o un ERP local?

 

KYO - CTA post - Cloud (Año 2)