Cloud VPS empresarial vs. cloud servers: definición y diferencias

Cloud VPS empresarial vs. cloud servers: definición y diferencias

cloud vps

Muchas empresas tienden a confundir algunos términos similares. Este es el caso de los VPS (virtual private servers o servidores virtuales privados), que cuando se le añade delante la palabra “cloud” para convertirlo en cloud VPS, son confundidos por los cloud servers. Así que, en este artículo vamos a aclarar cuáles son las diferencias entre estos términos, así como en qué se diferencian de otro también similar, como son las private clouds o nubes privadas.

 

Diferencia entre cloud VPS y cloud servers

Hoy en día se habla mucho de cloud computing o cloud hosting y muchas empresa utilizan estos términos de manera flexible para hablar tanto de cloud VPS como de cloud servers. Pero veamos cuál es el significado de cada uno de ellos, sus ventajas e inconvenientes:

Servidor privado virtual, cloud VPS o, simplemente, VPS

Un VPS es un único servidor físico que se divide entre un número limitado de usuarios. Se trata de una configuración de hosting o alojamiento similar a un servidor compartido en el que muchas cuentas de usuario se encuentran en el mismo servidor. Los usuarios tienen bastante control sobre su sección de servidor. Un software de virtualización separa a los usuarios entre sí, aunque no los mantiene totalmente protegidos de las consecuencias de las acciones de otras personas en su servidor.

El VPS se encuentra habitualmente en la nube, por lo que en muchas ocasiones se hace referencia a él como cloud VPS y, de ahí, su confusión con los cloud servers.

 

Ventajas del cloud VPS

  • Lo habitual es que sea más barato que un cloud server.
  • Los archivos y datos de los distintos clientes de un VPS se mantienen separados, por lo que no es posible que haya accesos entre datos de diferentes VPS.
  • Si es necesario, se puede reiniciar un VPS sin afectar a otros VPS del mismo servidor.

 

Inconvenientes del cloud VPS

  • No ofrece una alta disponibilidad. Si el servidor físico falla, todos los VPS que haya en ese servidor fallarán.
  • Podría haber algún problema de seguridad. Si uno de los clientes del servidor compartido no toma en serio la seguridad y es hackeado o se infecta con un virus, entonces otro cloud VPS podría verse afectado.
  • Los recursos del servidor se comparten con todos los clientes, por lo que RAM, ancho de banda y rendimiento de CPU pueden verse afectados.
  • Solo es posible utilizar un sistema operativo en el servidor compartido.
  • El almacenamiento tiene las limitaciones físicas del servidor. Una vez se llega a la capacidad máxima del VPS tienes que comprar más espacio o buscar otras opciones.

 

Cloud servers o servidores en la nube

En algunos casos, podremos encontrar esta solución con el nombre de virtual machine, VM o IaaS. En este caso, los cloud servers utilizan varios servidores conectados entre sí en un clúster que está respaldado por un almacenamiento SAN. Los clientes que utilizan una plataforma en la nube se benefician de los múltiples servidores porque consiguen almacenamiento ilimitado, máximo ancho de banda, gestión de balanceo de cargas e independencia de un componente específico de hardware.

 

Ventajas de los cloud servers

  • Son escalables. Se pueden añadir servidores más potentes en un momento dado.
  • Infraestructura personalizada. Los clientes pueden incluir arquitectura de red personalizada, firewalls, balanceo de cargas y despliegue de IPs.
  • Alta disponibilidad. Si falla un servidor físico, los cloud servers se pueden migrar a otro servidor físico sin que se experimente una interrupción.
  • Recursos expandibles. Incluso si la carga de otros cliente crece, no hay preocupación por RAM o CPU.
  • Alta seguridad. Aunque un cliente en la nube compartida sea hackeado o infectado por un virus, no aumenta el riesgo para el resto de clientes.
  • Cada cliente en la nube puede decidir un sistema operativo específico.
  • Almacenamiento ilimitado basado en almacenamiento SAN.

 

Inconvenientes de los cloud servers

  • Son algo más caro que un cloud VPS.

 

Diferencia entre cloud VPS y private cloud o nube privada

Dado que en la comparación anterior ya hemos visto las características de un cloud vps, veamos ahora las características de una nube privada que la diferencian:

  • Configuración del servidor. Una nube privada utiliza recursos distribuidos en varios servidores físicos. La redundancia permite una transición sin problemas a otros servidores de la red en caso de un fallo de hardware u otro problema. Es similar a una configuración de disco duro RAID 5. Vemos el recurso como si se tratase de un servidor, pero hay varios sistemas detrás de él.
  • Ubicación. Una diferencia importante entre un cloud VPS y una nube privada es la ubicación del hardware. Un VPS generalmente se aloja en un proveedor de alojamiento web externo. Una nube privada, por regla general, se encuentra en el centro de datos de la empresa, aunque hay excepciones a esta regla, ya que algunos proveedores de la nube ofrecen nubes privadas en hosting externo. Estas nubes utilizan hardware que es exclusivamente para el uso de esa nube en particular y no se comparte con otros usuarios.
  • Escalabilidad. Poner en marcha un nuevo servidor virtual, una base de datos u otro recurso suele costar unos pocos clics en el panel de administración de la nube privada.
  • Coste. Una nube privada es bastante cara en términos de hardware, ya que tiene que asumir el coste del hardware, la instalación, la configuración y el mantenimiento, aunque se puede reducir un poco si se opta por una nube privada en hosting externo.

¿Qué servicios necesita tu negocio? Ahora que ya conoces en qué se diferencian los cloud VPS, los cloud servers y las private clouds, opta por las soluciones más adecuadas para tu negocio.

 

KYO - CTA post - Cloud (Año 2)