La adhocracia en las organizaciones empresariales

La adhocracia en las organizaciones empresariales

adhocracia

No cabe duda que hablar de las características que deben reunir los miembros de cualquier tipo de organización daría para mucho. No obstante, habida cuenta de los tiempos en los que vivimos con una globalización más que evidente y con una tasa de competitividad tan elevada, donde los cambios tecnológicos repercuten tan rápidamente en todo el planeta siendo de vital importancia una velocidad de respuesta adecuada, la burocracia en las organizaciones juega un papel claramente en contra. El término adhocracia se acuñó precisamente en contraposición a la burocracia.

Adhocracia fue utilizado por primera vez en 1968 por Warren Bennis en su libro “La sociedad temporal” y, desde entonces, ha ido evolucionando hasta asentarse como uno de los conceptos más utilizados en management. Su origen etimológico viene de la unión del latín ad hoc (para esto) y el griego cracia (kratos) que significa sistema.

 

KYO - CTA texto - Procesos

 

¿Qué es una organización adhocrática?

Una organización adhocrática no es vertical, pero tampoco lo es horizontal. Suelen crearse equipos bajo esta disciplina para la consecución de un fin. Es por ello que, el tiempo de duración de la misma no está predeterminado en su creación sino que lo define la propia meta. Requiere de una adaptación mutua de los diferentes expertos altamente capacitados y especializados, siendo en este tipo de organizaciones el staff la parte más importante.

La palabra clave, en las organizaciones adhocrácticas, es la colaboración pues el resultado del producto final dependerá del grado de colaboración entre sus miembros. Además, se buscará la incorporación de equipos de trabajo para obtener innovación con nuevos conocimientos y destrezas.

Así, estructuras adhocráticas se pueden ver en sectores donde se trabaja por proyectos y reúnen expertos en diferentes disciplinas como pudiera ser el sector cinematográfico, el aeronáutico o en el ámbito de la consultoría.

 

Clases de adhocracia

Podemos identificar 2 clases muy concretas de adhocracia:

  • Adhocracia Administrativa.

Lleva a cabo el trabajo de diseño, combinando la administración en línea con los expertos asesores del proyecto.

  • Adhocracia Operativa.

Lleva a cabo la creación de los proyectos. Trata cada problema como único para resolverlo de manera creativa.

Cabe decir que, la parte administrativa y la operativa trabajan juntas e integradas aunque identifiquen dos clases distintas.

 

Ventajas de las organizaciones adhocráticas

Las ventajas de este tipo de organización se pueden resumir en tres puntos:

  1. Permite la innovación y desarrollo por parte de personas creativas.
  2. Es un modelo muy dinámico y posibilita la solución de problemas complejos y poco definidos.
  3. Se fomenta la participación y la democracia interna.

Por contra, las desventajas que se pueden ocasionar se basan principalmente en la falta de control dado que es posible generar ambigüedades en la gestión; el trabajo en equipo puede ralentizar la toma de decisiones y existe la posibilidad de distribuir de manera no equitativa la carga de trabajo.

Es aquí en donde entra o debería entrar la figura del Gerente. Más que constituir una figura jerárquica para establecer reglas estrictas, su papel fundamental es la de supervisar el trabajo y ofrecer opiniones constructivas. La misión del Gerente, por tanto, en este tipo de organizaciones es la de velar por la integridad del proyecto, la fluidez de la comunicación entre los miembros del equipo y aportar soluciones a los posibles obstáculos que pudieran aparecer.

 

KYO - CTA horizontal  - Procesos

 

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.